7 razones para emigrar de Venezuela

27 octubre, 2016 - Leonardo Gonzalez

Notice: Undefined variable: default in /home/leotardo/domains/emigrante.com.ve/public_html/wp-content/themes/nichopress/single.php on line 19

Notice: Undefined variable: alt in /home/leotardo/domains/emigrante.com.ve/public_html/wp-content/themes/nichopress/single.php on line 19

Emigrar de Venezuela es una de las decisiones más difíciles que puede tomar una persona. Claro, vez en la calle, en las reuniones de amigos o familiares, como se habla libremente del tema, pero no es fácil ejecutarlo. Si, del “Me quiero ir” al “Me voy (pasaje en mano incluido)” hay un largo trecho que tenemos que recorrer. Entonces nos sentamos en el Facebook y encontramos una comunidad como la nuestra en la que podemos hacer preguntas a diestra y siniestra, comenzamos a investigar en portales cuales son los precios de los pasajes, que tramites necesito hacer para llevarnos la vida en una maleta, cual es la calidad de vida de los “países opción” y hasta que no tenemos un compendio de ideas básicas con las que puedes defenderte en el tema, no terminamos de tomar una firme decisión. ¿Pero realmente son de peso para ti las razones para emigrar de Venezuela?

Razones para emigrar de Venezuela

Hasta los momentos la respuesta es un rotundo si, ¿pero de verdad has considerado todos los aspectos que debes tener en cuenta antes de tomar esta decisión? Aquí elaboramos un pequeño resumen de las razones que, si son válidas para emigrar del país, que, a pesar de estar en llamas, es tu hogar, es la tierra en la que naciste y que no debes dejarla ir como si fuera una hamaca a la que se le abrió un hueco y tienes que dormir en otra. No, es un cambio de tu vida, rotundo, extremo y con muchas consecuencias.

1. Se me consume la vida, la juventud

Entonces te gradúas o tienes 25 años y sigues estudiando y vives con tus padres, o en el más extremo de los casos vives alquilado en una pequeña habitación sometido a las reglas de una casera estricta o que simplemente no se adapta a tu estilo de vida. Tus posibilidades en Venezuela de adquirir una casa están en números negativos porque, básicamente, ninguna entidad bancaria te va a dar el respaldo suficiente siquiera para edificar cuatro paredes y un techo de metal. Tampoco puedes adquirir un vehículo porque están incomparables, así que te pones a sacar cuenta y descubres que, trabajando 18 horas al día, obteniendo el equivalente a 4 sueldos mínimos podrás tener todo lo que necesitas (casa + carro) cuando tengas +40.  En este punto dices: Necesito una oportunidad, necesito mejor calidad de vida, vivir en un sitio en el que mis conocimientos sean apreciados y valorados, por lo tanto, me voy.

2. La generación de oro

La generacion de oro VenezuelaSomos una generación que ha consumido mucha más información que la generación pasada, gracias al internet y los nuevos medios de comunicación, pero no aprovechamos casi nada de eso por lo limitado de nuestros recursos. El país se ha quedado retraído a tal punto que estamos en los rankings de peor velocidad de internet y peor sitio para invertir en nuevas innovaciones del planeta. Las carreras profesionales que estamos estudiando desembocan en un taxi o en una empresa con sueldo mínimo (+ un poquito más por mérito). Entonces, la generación de oro se está perdiendo, para que estudiar en Venezuela si me voy a quedar vendiendo empanadas o trabajando para alguien más en un consorcio corrupto que se aprovecha de la situación mientras crean una cultura de conformismo en el trabajador y le impiden escalar hacia una mejor calidad de vida. Como sé que no voy a hacer nada productivo con mi carrera aquí, me voy.

3. La familia es lo más importante

La generación de relevo también está en peligro, queremos irnos nosotros para ayudar con la situación a los familiares que nos quedan aquí, pero entonces no reúnes tú y no mejoras tu condición porque no te terminaste de ir. Lo que si puedes hacer es: OJO, es un gran sacrificio, desprenderte por completo de tu familia con el objetivo claro y certero de rescatar a todos los que se pueda, en especial si están jóvenes y tienen la oportunidad de estudiar en el extranjero o trabajar para conseguir una mejor expectativa de cara al futuro. Si eres el héroe de la familia que se arriesga a montarse en un avión en búsqueda de una mejor calidad de vida en el exterior para todos los que puedas, entonces puedes decir con tranquilidad, me voy.

4. Una jugosa oferta de trabajo

Pues, tienes medio camino ya recorrido si la razón por la que te vas es que tienes una oferta de trabajo acorde a tu profesión y conocimientos. Claro, debes tener en cuenta todo lo que conlleva trabajar en otro sitio. ¿Es el ambiente laboral que busco? ¿Soy capaz de adaptarme a las exigencias de esta nueva cultura laboral? ¿El sueldo es lo suficientemente bueno como para lanzarme a ese riesgo? Si a mí me cayera este tipo de oportunidad y la respuesta a todas estas interrogantes es SI o al menos tienen una luz positiva, me voy.

5. Más estudios, más conocimiento, más emprendimiento

becas para  estudiantes extranjeros venezolanosQuien redacta esta publicación considera que es vital para el ser humano mantenerse en un constante estudio, siempre examinando lo más que se pueda del campo laboral o diversificando nuestra capacidad en otras áreas de interés. Si un postgrado con la oportunidad de una beca se asoma del otro lado del charco o cerca de la dama coronada que sostiene una antorcha pues no tienes mucho que considerar, la respuesta es un SI rotundo y feliz. De hecho, este tipo de inversiones abren más puertas en el extranjero tremendamente. Puedes ser un profesional integral con estudios internacionales que puede emprender un proyecto de vida prolifero en cualquier parte del mundo. Estudios de idiomas nuevos y modernos no pueden faltar. Nuevamente repetimos, si tuviese la oportunidad, sin duda, me voy.

6. Razones para emigrar de Venezuela clinicas

La crisis en Venezuela tiene muchas caras, una de las más paupérrimas es la que muestra en los hospitales y ya en clínicas privadas de todo el país. Si tienes alguna enfermedad complicada de tratar y en el país te quedaste sin opciones, el tratamiento es emigrar, a un sitio donde la seguridad social y la oportunidad de vivir no se limite al número de jeringas que puedes comprar con un paquete de billetes de máxima denominación venezolanos. Si tu vida peligra por la situación más extrema en materia de salud que tiene Venezuela puedes decir, me voy.

7. La política y su absurdo juego sucio

La política en todas partes del mundo es un juego lleno de trampas, quien no admita esto, es por que estudia en una escuela idealista donde los sueños se hacen realidad o vive en un país con las calles pavimentadas en oro. Pero en Venezuela, la política es un juego sádico, diseñado para controlar a una tremenda masa de personas capaces de responder a un sueño para zombies con tal de mantener una “revolución” que no es más que una fantasía más perturbada que la de los hermanos Grimm (originales). Persecuciones, maltratos, amenazas, corrupción, manipulación, muerte… Son herramientas de este gobierno para controlar, para tener un ejército de mentes que a pesar que está despertando, tiene miedo porque quienes controlan el estado han demostrado que la sangre de un venezolano no vale más que la moneda de níquel que implícitamente sacaron del mercado porque la asesinaron con sus absurdas estrategias económicas. ¿Me persigue el gobierno?, me voy.

venezolanos-perseguidos-politicos-en-el-exilio

Ahora, ¿aun te vas? ¿te convenciste más? ¿estoy equivocado? ¿Me falto algo? Nos gustaría tu comentario, tu opinión. No dejes de compartir.

Muy pronto: 7 razones para NO emigrar de Venezuela